lunes, 18 de enero de 2010

Mascarilla capilar casera con limón






Las mascarillas caseras son, entre los productos de belleza, los más fáciles de hacer en casa con efectos muy similares a los de los productos industriales.


Es por ello que podemos ahorrar bastante si preferimos hacernos una en casa elaborada por nosotros mismos, ya que todo el mundo sabe el precio de una Kerastase (en torno a 30 euros) o incluso de una de supermercado (no baja de 12 euros).

Hace unos días os dábamos una receta para una mascarilla facial y hoy os traemos una capilar, hecha con limón y miel, que nutre y da brillo. Se trata de un tratamiento para el cabello, no una mascarilla al uso que se aplica después del champú. Por ello, tras aplicarla, deberéis lavaros el pelo.

Los ingredientes son los siguientes:

Media taza de aceite de oliva
Zumo de medio limón y su pulpa
Dos cucharadas soperas de miel
Dos cucharadas soperas de germen de trigo (de venta en herbolarios)Mezcla todos los ingredientes hasta que formen una masa compacta. Aplícalo sobre el cabello sin lavar, asegurándote de que los aplicas de la raíz a las puntas. Déjalo actuar una media hora. Dúchate y peina el pelo con un peine de púas gruesas mientras el vaho de la ducha ayuda al tratamiento. Aclara. Lava el pelo y aplica acondicionador.

Imprime esta entrada

3 comentarios:

Me gusta pasar por aquí, siempre encuentro una receta interesante, prática y barata. Esta en especial creo que me vendrá muy bien para reparar mi pelo.
Lo mejor es que sé que las recetas están todas aquí, y puedo volver a consultarlas.
Un abrazo. 18 de enero de 2010, 13:45

Mercedes  

Hola Ana como estás, tus consejos y recetas están de lo más buenas...siempre te leo...Que hayas comenzado bien el año...Te dejo cariños y nos encontramos... 18 de enero de 2010, 20:19

Patricia  

Me encantan tu blog! tiene cosas interesantísimas, felicidades por tu trabajo! 19 de enero de 2010, 8:27

le8al